EL SALVADOR: Agua no cumple normas de calidad

Las autoridades no vigilan el cumplimiento de la norma de calidad de agua que el Ministerio de Salud posee desde 2006. Mientras la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados solo elimina la contaminación bacteriológica.

 

Si el río Lempa está siendo contaminado con descargas de aguas mieles, aguas negras y servidas, agrotóxicos, jabón y basura durante su recorrido por Guatemala, Honduras y El Salvador, ¿cuán confiable será el agua que la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) extrae del afluente para potabilizar? ¿Cuán potable será el agua que llega a los hogares salvadoreños? Son dos preguntas que el coordinador nacional de vigilancia de calidad de agua del Ministerio de Salud (Misal), Julio Alvarado, no pudo responder.

El representante del Ministerio se limitó a decir que las abastecedoras de agua, como la Anda, realizan sus propios estudios de calidad de agua y que solo para garantizar el cumplimiento de las normas el ministerio "toma muestras al azar de los abastecedores" cada año.

De poco sirve que el artículo 63 del Código de Salud exija: "El agua destinada para el consumo humano deberá tener la calidad sanitaria que el Ministerio conceptúa como buena". Ni que este código inste al Misal a evaluar "el cumplimiento de las normas de calidad en todos los abastecimientos de agua utilizadas para el consumo humano". Cada abastecedora hace lo que puede.

El jefe de control de calidad de la Anda, Douglas García, asegura que la autónoma hace un "gran esfuerzo" para garantizar que el agua sea apta para tomar y que es uno de los temas "más delicados" que manejan.

"Nosotros también realizamos un control de calidad al afluente de donde se extrae el agua. Este es básicamente el proceso de mayor costo e inversión para la Anda", explica el especialista.

El procedimiento de purificación se realiza en varias etapas. Primero, se extrae el agua del cauce. Se introduce a una canaleta y pasa por un proceso de desbaste primario, es decir, que el agua pasa por unas compuertas con cierto tipo de "rejillas metálicas" donde quedan los sólidos de gran tamaño como ramas de árboles y basura.

Después, al finalizar el tratamiento de macro-filtración, la Anda ejecuta el proceso de oxidación con permanganato de potasio, el cual oxida la materia orgánica que el río pudo haber arrastrado como jabón, animales muertos y heces fecales. Luego, sigue el proceso de floculación.

"Para aclarárselo, cuando le sirven un vaso de horchata eso tiene un color como el del agua de los ríos. Pero ¿qué pasa si usted deja por un tiempo quieto el vaso de horchata? Se va hacia abajo, eso es lo que hacemos", explica García mientras muestra fotografías del proceso.

Esta agua pasa posteriormente por un proceso de clarificación y decantación. Al pasar por el último filtro "ya está sanitariamente apta para consumo humano, solamente le hace falta un requisito que es la desinfección con cloro", agrega el especialista de Anda.

En ese proceso no se contempla ni la eliminación de los agrotóxicos ni metales pesados (como el plomo) del agua. A todas luces es sólo un tratamiento bacteriológico. Esto confirma lo dicho por Héctor Aguirre, gerente general de la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa: "La contaminación adicional a lo bacteriológico en El Salvador es intratable".

Alvarado, por su parte, asegura que el Ministerio de Salud sí estudia la calidad de agua de los ríos nacionales, pero inmediatamente aclara: "Sólo la de aquellos donde todavía existe una cobertura baja de agua potable".

"Sobre todo, se hace para prevenir el virus del cólera. Por eso siempre estamos viendo la calidad de coliformes fecales en estas aguas y en que medida suben o baja dependiendo de la estación o si hay algún afluente que se salga de lo normal", señaló el coordinador nacional de vigilancia de calidad de agua del Ministerio de Salud.

Al interrogarlo sobre la importancia de los otros afluentes que hay en país, Alvarado se limitó a decir: "Lo que sucede es que establecen puntos de monitoreo para ir comparando en el tiempo, como va variando el parámetro. No que no se estudien".

La pruebas realizadas por el Misal se enfocan en verificar que no haya patógenos o parámetros que puedan dañar la salud de las personas. "Después, según lo que salga en la muestra el dueño tendrá que decidir qué tipo de proceso purificación dará al afluente", agrega Alvarado.

Este tipo de pruebas se realizan semanalmente en San Salvador. En poblaciones más pequeñas se realizan cada quince día o una vez al mes.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), por su parte, podría incluir en los próximos estudios de calidad del agua dos elementos: los metales pesados y los agroquímicos. Pues en países como Guatemala y Honduras ya se han registrado casos "alarmantes" de derrames de agrotóxicos en la cuenca del Lempa.

"Aquí un agricultor tenía una pepinera y derramó accidentalmente un tambo de Gramoxone. Fue tan grande el desastre que no sólo hubo una gran matazón de peces, sino que hasta zopilotes y perros muertos hubieron", relató el alcalde de Santa Fe, Roque Humberto Deras.

Los efectos del derrame, en esa ocasión, fueron percibidos varios kilómetros río abajo del Lempa.

Recientemente, el tema de agroquímicos ha cobrado vigencia en el país por los inconvenientes que su utilización "exagerada" ha generado en la Bahía de Jiquilisco.

"En pocas semanas vamos a lanzar un plan coordinado por el Ministerio de Medio Ambiente y con la participación del Ministerio de Salud, el Ministerio de Agricultura y Ganadería y (la) Anda para enfrentar todo el tema de agrotóxicos no sólo en Jiquilisco, sino en la zona marino-costera que está afectada por este tema", señaló Lina Pohl, viceministra de Medio Ambiente, durante el Primer Foro para la Construcción de la Política del Recurso Hídrico de El Salvador, el pasado 31 de marzo.

Mientras tanto, la norma de agua potable del Misal, que fue publicada en el Diario Oficial en febrero de 2006, sigue siendo un papel, que de vez en cuando sale a relucir.

Fuente: El Salvador

Vistas: 3

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Agua y Saneamiento Rural para agregar comentarios!

Únete a Agua y Saneamiento Rural

APRENDE DE LOS LIDERES

LIDERES WASH: La importancia de la aprobación del Proyecto de Ley para los Servicios Sanitarios Rural (SSR) en Chile

APRENDIENDO DE LOS LIDERES

SRA. JUANITA BELTRAN RIQUELME

Dirigente  Comité de Agua Potable Rural de Nueva Queule

Presidenta de la Asociación de APRs de la Región de la…

Librería

Modelos de  Gestión Comunitaria de Agua y Saneamiento en LAC

Bajar documento


Revista AIDIS Chile

Edición especial del sector agua y saneamiento rural.

Bajar documento


Agua potable y saneamiento en la nueva ruralidad de América Latina.

Publicado por la CAF

Bajar documento

© 2017   Creada por WASH Rural.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio

-----